Como todo en la vida..
Hay días buenos y malos, a veces no se puede evitar caer en desánimo, pero la mayoría de las veces depende de nosotros mismos cómo afrontarlos… Así que, quiero recordar que todos los días debemos de echar un par de cosas para desafiar la rutina:

Muchas ganas, que eso nunca falla. Y cuando digo ganas me refiero a ganas de levantarse con ánimo, de salir a la calle con la cabeza bien alta, de trabajar, de buscar, de saludar… Pero siempre con ganas, que así todo saldrá mejor.

Mitad y cien porciones de paciencia. Para demostrar que la frase “No puedo hacerlo” ha perdido el significado. Con paciencia todo, absolutamente todo, se puede alcanzar. Hay que ir siempre a por lo que crees que te pertenece.

Esperanza en abundancia. Porque sin ella es imposible superar el día a día, pero si conservamos de ella y pensamos que está esperándonos, daremos un salto y saldremos a la calle dispuestos a darle motivos a esta virtud para seguir sostenidos en pie.

Tiempo, a cada cosa su debido tiempo. Sin pretender acabar rápido para ver los resultados de forma inmediata. Párate a observar cómo todo sale adelante, y cómo aquel sueño que tenías en la cabeza hoy se va haciendo realidad.

Las dos manos para ayudar. Fíjate en los que te rodean y en lo que necesitan y entonces pregúntate: ¿Estás dispuesto? Dispuesto a escuchar, llamar para preguntar y para tener detalles que marquen la diferencia.
Es muy fácil, pero a veces es tan sencillo que nos olvidamos de ello.

Y, por supuesto, echarle valor a cada paso que das.

hormiga-fuerte-min

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s