Instrucciones para la vida

Como todo en la vida..
Hay días buenos y malos, a veces no se puede evitar caer en desánimo, pero la mayoría de las veces depende de nosotros mismos cómo afrontarlos… Así que, quiero recordar que todos los días debemos de echar un par de cosas para desafiar la rutina:

Muchas ganas, que eso nunca falla. Y cuando digo ganas me refiero a ganas de levantarse con ánimo, de salir a la calle con la cabeza bien alta, de trabajar, de buscar, de saludar… Pero siempre con ganas, que así todo saldrá mejor.

Mitad y cien porciones de paciencia. Para demostrar que la frase “No puedo hacerlo” ha perdido el significado. Con paciencia todo, absolutamente todo, se puede alcanzar. Hay que ir siempre a por lo que crees que te pertenece.

Esperanza en abundancia. Porque sin ella es imposible superar el día a día, pero si conservamos de ella y pensamos que está esperándonos, daremos un salto y saldremos a la calle dispuestos a darle motivos a esta virtud para seguir sostenidos en pie.

Tiempo, a cada cosa su debido tiempo. Sin pretender acabar rápido para ver los resultados de forma inmediata. Párate a observar cómo todo sale adelante, y cómo aquel sueño que tenías en la cabeza hoy se va haciendo realidad.

Las dos manos para ayudar. Fíjate en los que te rodean y en lo que necesitan y entonces pregúntate: ¿Estás dispuesto? Dispuesto a escuchar, llamar para preguntar y para tener detalles que marquen la diferencia.
Es muy fácil, pero a veces es tan sencillo que nos olvidamos de ello.

Y, por supuesto, echarle valor a cada paso que das.

hormiga-fuerte-min

Advertisements

Nuevas experiencias

Hoy quiero contaros dos de las experiencias que he vivido gracias a la asignatura de Comunicación y Atención al cliente. Y antes que nada, destacar a los artistas que han hecho posible cada una de esta actividad: Lucía Montero y José Facchin.

En primer lugar, comentar el debate en Twitter con Lucía Montero. Empezamos mandando un tweet a una empresa, la cual elegiríamos cada uno de nosotros. En él haríamos una pregunta a la empresa acerca de ella y trataríamos de estudiar cómo gestionan la atención al cliente. Después, una vez mandados y comentados con Lucia, hicimos un debate por Twitter. Ella se encargaba de lanzarnos preguntas y propuestas para analizar detalladamente la gestión de las empresas. Al principio, no voy a negar que pensé que eso sería imposible ya que éramos muchísimos alumnos para tan solo una persona. Pero tengo que decir que fue asombroso como Lucia Montero fue capaz de hablar con todos y cada uno de nosotros.

En segundo lugar, tuvimos una videoconferencia con José Facchin. Comenzó con una exposición del autor en la que nos habló de blogging. Además de contarnos su experiencia, nos explicó cómo se indaga en ese mundo y de qué manera deberíamos hacerlo. Desde el principio comenzó dándonos ánimos para entrar en ese mundo y nos hizo ver que con ganas y esfuerzo todo el mundo es capaz de ser bloguero. Pero eso sí, es algo que no se consigue en dos días, sino que requiere mucha dedicación y más que nada, ilusión.

Ha sido una experiencia enriquecedora que necesitábamos para el futuro que nos espera.

Gracias a todos por leerme y un saludo.